jueves, 25 de octubre de 2012

Las Correcciones /Jonathan Franzen

...En el dormitorio puesto de rodillas, le plantó los pulgares en los huesos de la cadera y le apretó la boca contra los muslos y luego contra la cosita: se sintió devuelta a la infancia, al mundo de los Grimm y de C.S.Lewis, donde un solo contacto podía transformarlo todo. Las manos de Don convirtieron su cadera en caderas de mujer, sus muslos en muslos de mujer, su cosita en coño. Ahí estaba la ventaja de ser deseada por alguien mayor que una: no sentirse tanto como una marioneta sin género, tener un guía que le enseñara las fincas de su propia morfología, descubrir su eficacia por medio de una persona para quien todo aquello no era más que lo justo y necesario. 
....
.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Poesía/ Michel Houellebecq

La claridad parece peligrosa
y las mujeres raras veces necesitan
sentirse satisfechas de su sexo, 
evidentemente.

La ventaja de tener órganos sexuales internos,
la leo con claridad en tu mirada
por lo demás casi inocente.

Tú aguardas o provocas,
pero en el fondo esperas siempre
una especie de homenaje
que podrá serte rendido o negado.

Y tu única posibilidad, a fin de cuentas, es esperar.

Por esa razón, yo te admiro enormemente.

Al mismo tiempo eres débil y sumisa,
sabes que una cantidad excesiva de sudor disminuirá el deseo
que sólo yo puedo darte
puesto que no quieres a ningún otro,
y tienes necesidad de ese deseo.

Por esa razón, también, te admiro enormemente.

Al mismo tiempo tienes esa fuerza terrible
de aquellos que tienen el poder de decir que sí o que no.

Esa fuerza te ha sido dada
muchos pueden buscarte, sólo algunos te pueden encontrar
tu mirada es la llave que abre diferentes posibilidades de existencia y distintas formas de estructurar el mundo.

Tú eres la llave que la vida sólo ofrece a unos cuantos por otra parte
a tu contacto me vuelvo progresivamente mejor
y admiro de igual modo tu fuerza.

Estoy en tu presencia
como ante otro mundo
no obstante llego al fondo de ti
me detengo, escucho los segundos
y hay allí otro mundo.

martes, 14 de agosto de 2012

Las mil y una noches


De cómo Sherezade evitó que el rey le cortará la cabeza

...En el momento en que vio aparecer la luz del día, Sherezade discretamente dejó de hablar. Entonces su hermana Doniazada dijo: –¡Ah, hermana mía! ¡Cuán deliciosas son las historias que cuentas!–. Sherezade contestó: –Nada es comparable con lo que te contaré la noche próxima, si este rey tan generoso decide que viva aún–. Y el rey se dijo: –¡Por Alah! no la mataré hasta que le haya oído la continuación de su relato, que es asombroso–.

..... Así, una historia llevaba a la otra en una
narración sin fin que iba dejando a la joven un día más de vida, una semana más, un mes, un año tras otro año...

lunes, 6 de agosto de 2012



                                             Malicia joyería / y tú puta


                                           .... que eres joven
     ...que estoy guapa ....





lunes, 9 de julio de 2012

L'ANIMAL MORIBUND / Philip Roth

La gran broma que ens juga la biologia és que connectes amb l’altre abans de saber-ne res. En el primer moment ja ho entens tot. Inicialment hi ha una atracció mútua que es superficial, però ja intueixes tota la resta.  I l’ atracció no ha de ser equivalent por força: ella se sent atreta per una cosa, i tu per una altra. És superficial, és curiositat, però de cop, pam, ho és tot. Està bé que sigui cubana, està bé que la seva àvia fos això i que el seu avi fos allò, està bé que jo toqui el piano i tingui un manuscrit de Kafka, però tot això és merament una marrada respecte a allà on hem d’anar a parar. És part de l’encís, potser, però és una part que, si me la pogués estalviar, seria molt més feliç. El sexe és tot l’encís que aquí fa falta. Creu que els homes troben les dones gaire encisadores després d’haver-hi tingut relacions sexuals? Creu que hi ha ningú que trobi gaire encisador algú del sexe que sigui, si no hi té relacions sexuals? Per quina persona ens podem sentir encisats, a part d’ aquests casos? Per ningú.

sábado, 9 de junio de 2012

Donde duermen los niños

  
    Recuerdo nuestra habitación compartida ,
la pequeña estantería repleta de libros,
las colchas rojas envolviendo las camas como un regalo,
las letras con mensaje pintadas en  la pared...
pero tengo que hacer un esfuerzo es difícil volver
a las habitaciones de la niñez.

 





miércoles, 23 de mayo de 2012

POETAS/PIELES/POEMAS/RUMORES

















PoetasPieles Poemas Rumores
"me sobrecoge la amistad en su insistente voluntad de no desear los cuerpos"

UNO

Me tienes cogido el corazón
por donde nace el pecho
Y me lo aprietas tan fuerte como cuando me aprietas el
coño

Hundes tu mano hasta adentro y lo retuerces
hasta encontrar su latido en mi clítoris

Necesito sentirme libre
a pesar del dolor intenso que siento si no me dueles
….o morir del todo, creo que no existe el termino medio demasiado
banal para estas circunstancias

solo puedo engañar al tiempo alargando las distancias
bombear más despacio  para que la sangre fluya tranquila  y no me desangre en la herida

martes, 22 de mayo de 2012

Sarasa expone en Fluxà sus obras "tejidas" al estilo Virginia Wolf

Para Sarasa, la exposición que se inaugura hoy en la galería Lluc Fluxà Espai HC hasta el 18 de mayo, es "un trabajo que requiere concentración, pero que paradójicamente permite ausentarse en un espacio propio, íntimo, indivicual, donde yo misma puedo ser yo y como dice Wolf: ...libre para las aventuras más extrañas".

lunes, 21 de mayo de 2012

Voluntad/ Impaciencia/ Deseo

Mi voluntad ya no me hace caso
me engaña y me hace creer que esta conmigo
pero en cuanto me despisto se va contigo...

se ha vuelto perezosa
y sólo quiere estar en tu cama

Voluntad tiene una amiga, Impaciencia
que ser ríe de mí cuando Voluntad me deja ...

A veces Impaciencia se junta con Deseo
se sientan en mi cama y me hacen cosquillas
entre las piernas...

Deseo es fuerte y se parece a ti
a veces Voluntad y Deseo van juntos
y me hacen muy feliz.

sábado, 19 de mayo de 2012

Rincón de Haikus

en plena noche
si mis manos te llaman
tus pechos vienen

Rincón de Haikus /Mario Benedetti
(Colección  Visor de Poesía )

sábado, 28 de abril de 2012

INCESTO/ Anaïs Nin

Solo puedo entrar  en la realidad empujada por una gran exaltación. De otra manera no puedo moverme. En los momentos de serenidad, vuelvo a sentirme presa en la red de mis sentimientos delicados, de mis timideces,  como si me rodeara una atmósfera extraña.

Admito mi anormalidad. 



INCESTO/ Anaïs Nin
Siruela  2008


martes, 24 de abril de 2012

ESA BELLEZA





El deseo sexual, si es recíproco, origina un complot de dos personas que hacen frente al resto de complots que hay en el mundo. Es una conspiración de dos.

El plan establecido es ofrecer al otro un respiro ante el dolor del mundo. No la felicidad sino un descanso físico ante la enorme responsabilidad de los cuerpos hacia el dolor.

En todo deseo hay tanta compasión como apetito. Sea cual sea la proporción, las dos cosas se ensartan juntas. El deseo es inconcebible sin una herida.

Si hubiera alguien sin heridas en este mundo, viviría sin deseo.

El cuerpo humano realiza proezas, posee gracia, picardía, dignidad y otras muchas capacidades, pero también resulta intrínsecamente trágico como no lo es ningún cuerpo de animal ( ningún animal esta desnudo). El deseo anhela proteger al cuerpo amado de la tragedia que encarna y, lo que es más, se cree capaz.

La conspiración consiste en crear juntos un espacio, un lugar de exención, necesariamente temporal, de la herida incurable de la que es depositaría la carne. Ese lugar es el interior del cuerpo. La conspiración consiste en deslizarse al interior del otro, allí donde no se les pueda encontrar. El deseo es un intercambio de escondites ( hablar de “volver al útero” es una vulgar simplificación)

Tocar una pierna con mano de amante. Que sea para excitar o para relajar no supone diferencia alguna. El tacto aspira a alcanzar, más allá del fémur, la tibia o el peroné, el propio corazón de la pierna, y el amante al completo espera  acompañar ese gesto y habitar en él. La pierna de Giacometti, la de la piscina de Eastbourne, tiene que ver ( entre otras cosas) con el deseo.

No hay altruismo en el deseo. Al principio están implicados dos cuerpos y la exención, siempre y cuando se logre, les protege a ambos. La exención es inevitablemente breve y , sin embargo, lo promete todo. La exención suprime la brevedad y con ella las penas asociadas a la angustia de lo efímero.

Ante la mirada de una tercera persona, el deseo es un breve paréntesis. Desde dentro, una inmanencia y una entrada en la plenitud. Normalmente la plenitud se considera acumulación. El deseo revela que es un despojamiento: la plenitud de un silencio, de la oscuridad.

ESA BELLEZA
John Berger
Marc Trivier
Bartleby Editores, S.L 2005

martes, 17 de abril de 2012

INCESTO / Anaïs Nin



Te entiendo perfectamente. Necesitas lo absoluto, la pureza, la totalidad.  Eres sensible …hace tiempo que lo sabía –añadió- Sabía que eres una mujer que no puede jugar con el amor, pero me cegué, perdí la cabeza  y me volví loco. Sabía que no podrías hacerme daño. Haré todo lo que me digas. Seré tu amigo para siempre. Renunciaré al placer que me has dado. Te amo. Te entiendo.
….. Sus ojos eran extraños e inquiétants cuando dijo “ Te pegaré. Lo mereces. Y gozarás. Te pegare fuerte. Coqueta “


INCESTO/ Anaïs Nin
Siruela  2008


martes, 3 de abril de 2012

Mis habitaciones / Goytisolo

En las noches sin sueño en esa hora
de la rauda memoria
que precede al olvido
pasan por mi cabeza
como ante la pantalla de un cine desbocado
escenas gestos voces alegrías,
persecuciones, himnos
pero de entre las cosas
que vuelven desde el fondo
sin límites del alma
asoman su contorno surgen
las extrañas habitaciones
en las que yo he vivido.

A veces me contemplan los sillones
de la casa del padre me preguntan
por mis zapatos nuevos,
por aquella pelota que un día me quitaron
o por el perro que murió.
También me observan
los espejos recordando mi rostro
cubierto de jabón, me saludan
y me encuentran más viejo.

Una silla otras veces
salta desde el rincón más alejado
de aquel cuarto que fue
mi residencia de estudiante
y desde allí me grita
me canta las virtudes de aquel vino
repite mis lecciones de memoria
y me despierta con una campana.

También llega un pasillo
que me conduce de la mano
hasta el cuarto encalado
de mis veranos libres
me encierra allí y aguarda
la bienvenida del ropero
y escucha agazapado tras la puerta
nuestras conversaciones
hablando de la caza de los higos
o de aquella camisa de soldado
que todavía guarda.

Están, después aquellas
otras habitaciones silenciosas
que no preguntan nada que me miran
reprochando algo feo
que debió suceder y no recuerdo
y lanzan sus lavabos
como una acusación disparatada
dirigiéndome sordos
ruidos con sus desagües pecadores
para llamarme al arrepentimiento.

Así, en las altas noches
me cercan y preguntan
estas habitaciones de mi vida
estos cuartos sus muebles sus dinteles
y en un agobio de percheros
de alfombras y de libros olvidados,
me recuerdan el tiempo
que dejé como un trapo.
hecho jirones entre sus paredes

Mis habitaciones/ José Agustín Goytisolo
ANTOLOGÍA PERSONAL

Habitación de Virginia Woolf / Annie Leibovitz


Habitación de Virginia Woolf en Charleston, Inglaterra.

 ‘Peregrinación’, el último trabajo de Annie Leibovitz .... Siéntate y observa….que estás a punto de conocer a los mejores fotógrafos de la historia 

Pájaros en la cabeza

 

viernes, 23 de marzo de 2012

INTERPRETACIÓN


 
 
Grabado a dos tintas técnica puzzle
Marzo 2012


....Revelación asombrosa. La astrología. La astrología revela que la luna ( de padre) está en mi sol, la atracción más poderosa entre hombre y mujer...

INCESTO/ Anaïs Nin
Siruela  2008

EL PERRO QUE COMIA SILENCIO / Isabel Mellado

 

....El tiempo de las personas parece ser de mucha trascendencia. Entre tiempo y espacio, la verdad es que no dan abasto. Las veo casi siempre insatisfechas, escamoteando algún presente enclenque, mientras se preguntan una y otra vez: ¿llegarán días nuevos? Yo no me quejo. 
Es un secreto a voces que los gatos se deslizan con etéreo virtuosismo por los tejados y los tiempos. No pretendo abarcar mucho, o me decido por el tiempo o por el espacio. El tiempo me sabe intermitente, en una especie de alzhéimer placentero. Y evito a toda costa mencionarlo. Ciertas palabras tienen demasiada carga emocional, como la palabra domingo. Pronunciarla es ya caer en el embudo pérfido que induce a lunes, a mes, a tumba.
Los domingos se agravan con los años, se vuelven algo crónico...

EL PERRO QUE COMIA SILENCIO/ Isabel Mellado
Páginas de Espuma (Madrid, 2011)

sábado, 25 de febrero de 2012

Lo que quiero ahora / Ángeles Caso

Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.
Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.
Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.
Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo.

ANGELES CASO 

jueves, 9 de febrero de 2012

Walt WHITMAN

Sex contains all, bodies, delicacies, results, promulgations, 
Meanings, proofs, purities, the maternal mystery, the seminal milk,
All hopes, benefactions, bestowals, all the passions, loves, beauties, 
                   delights of the earth,
All the gevernments, judges, gods, follow' ed persons of the earth,
These are contain'd in sex as parts of itself and justifications of itself

Walt WHITMAN, A woman waist for me

viernes, 3 de febrero de 2012

Las edades de Lulu













... Cogió una toalla, sumergió un pico en otra taza y la retorció por encima de mi pubis que, fiel a su palabra, estaba casi intacto. El agua chorreó hacia abajo. Repitió la operación dos o tres veces antes de comenzar a frotarme para llevarse los pelos que se habían quedado pegados. Me di cuenta de que yo misma podría hacerlo mucho mejor, y más deprisa.
-Déjame hacerlo a mí.
-De ninguna manera... -hablaba muy despacio, casi susurrando, estaba absorto, completamente absorto, los ojos fijos en mi sexo.
Me besó dos veces, en la cara interior del muslo izquierdo. Luego, alargó la mano hacia la bandeja y cogió un bote de cristal color miel, lo abrió y hundió dos dedos, el índice y el corazón de la mano derecha, en su interior.
Era crema, una crema blanca, grasienta y olorosa.
Rozó con sus dedos mis labios recién afeitados, depositando su contenido sobre la piel. Sentí un nuevo escalofrío, estaba helada. Entonces pensé que quedaba todavía mucho invierno y que los pelos tardarían en crecer. No iba a ser muy agradable....